viernes, 9 de noviembre de 2007

Four Rooms: El hombre de Hollywood.

Four Rooms esa genial y divertida pelicula dirigida por los directores: Allison Anders, Alexandre Rockwell, Robert Rodriguez y Quentin Tarantino.
Protagonizada por Tim Roth, son cuatro historias que van en el orden y autor de los antes mencionados directores.
Mi historia favorita es la de: "El Hombre de Hollywood" (The Man From Hollywood).
Aqui os posteo la historia entera en varias partes y en español.
Tal y como me comprometi con el blog La Casa de las Hojas Azules y que si pinchais en este vinculo os llevara al otro segmento el de Robert Rodriguez, para ello los dos autores del estos blogs hemos pensando en preparar lo que seria un programa doble de esta pelicula, cada uno publica la parte de su director favorito.
Esta parte contiene la actuacion de los actores Tim Roth, Bruce Willis, Jennifer Beals, Paul Calderon y el genial Tarantino.
Esta parte contiene un monton de referencias y guiños cinéfilos un ejemplo es el de El Hombre de Río de Alfred Hitchcock, y un monton de chistes, en general espero que os guste tanto como a mi.












4 comentarios:

Mia dijo...

Weeeeo q pasa tronco! xD
Que... mu wapa la historia, uuu en serio???
Como mi anciano abuelo solía decir, "cuanto menos hable un hombre de sus cosas, menos probable es que parezca idiota cuando se las recuerden". Mmmm gran frase!!
Bueno que only this time are back to back y q muchos besos!!

sark dijo...

Four Rooms esta peli la tengo en mi lista de futuras visiones

Mister dijo...

Es un peliculon, aunque los mejores fragmenteos son los de Tarantino y Rodriguez, claro está. ;)=

Bueno, aprovecho para avisar que tengo nuevo blog, ya que mi anterior "Cinemafia" se a borrado por misteriosas circumstancias.

Saludos y nos vemos!

http://novotelmusicaycine.blogspot.com/

Jandro dijo...

Pues te comento lo mismo que a Mia. A mi modo de ver es lo peor que lleva el nombre de Tarantino. Con el éxito subido a la cabeza de Pulp fiction a Tarantino le empezaron a llover ofertas, algunas de ellas un tanto absurdas para el genio que es Quentin. A mi modo de ver quiere conseguir algo que no llega a cuajar en ningún momento... Pero Tarantino sigue siendo Tarantino.

¡¡Saludos Wilhelm!!